Buscar
  • Junio Gulinelli

Empezar...

Actualizado: ene 7

Empezar nunca es fácil. Siempre recordare una frase de Pablo d'Ors en su "Biografía del Silencio", cuando dice: "Meditar es sencillo, lo difícil es querer meditar".


Voy o no voy

Expectativas, dudas, miedos y también pereza... si, pereza. Cuando se trata de ponerme fuera de las casillas cómodas y conocidas, soltar el control y ver que es lo que me trae la vida, siempre vacilo. Así es la practica, que sea de yoga, meditar o cualquier proceso que me lleve hacia adentro: me proyecta en un lugar al que algo de mi se resiste.

Pero una vez adentro todo cambia. Porque la mente empieza a callar. O a ralentizar, por lo menos. Superar este punto de que "voy o no voy", "salto o no salto", es soltar y hacer un gran paso (por cuanto pequeño sea lo que vamos a empezar) hacia la vida, siempre.


Mover montañas

El mismo Pablo d'Ors sigue diciendo que "resistirse a la practica es resistirse a la vida". Yo estoy de acuerdo, lo reconozco, aunque me queme por dentro reconocer cuando me estoy resistiendo a vivir.

Todo puede ser una practica. Pues que sea empezar un blog, empezar una sesión de Yoga, sentarse a meditar o simplemente levantarse para lavar los platos o recoger ese objeto caído en un rincón de casa que lleva ahí días... si se hace con toda la atención y conciencia, significa activar esta fuerza inmensa que mueve montañas, la fuerza de la Vida.

Empezar es un soltar, mas que un esfuerzo. Es una entrega. Es dejarse empezar y dejarse vivir.

122 vistas0 comentarios